Qué es un "Sendero homologado"

 

 

 

Un “sendero homologado” es un itinerario comprobado y señalizado, destinado a la práctica del senderismo, preferiblemente en la naturaleza.

 Los sendero homologados están destinado a la práctica del senderismo como deporte, de una forma libre, personalizada, sencilla y saludable y como actividad universal de ocio y salud.

El senderismo es una de las actividades de actividad física más practicadas y por ello, los Senderos son muy demandados por una gran parte de la población como actividad complementaria para el tiempo de ocio, vacaciones, etc. Sobre esta realidad, asociaciones, empresas y organismos han creado y promocionado proyectos con la garantía FEDME.

En España, existe una normativa para la señalización e identificación de senderos homologados a nivel de todo el estado al servicio de los senderistas, caminantes y aficionados al turismo activo. Constituyen en su conjunto, una inmensa red de senderos de calidad, señalizados y regulados que ayudan a conocer, con eficacia y seguridad, el medioambiente de nuestro territorio, la cultura y las tradiciones del entorno rural y el valor de nuestro patrimonio viario.

Los recorridos de senderismo que propone el Registro de Senderos de Cuenca, son ideales tanto para una escapada de fin de semana, como para caminar a lo largo de varios días. Visitan sugestivos paisajes de todas las comarcas conquenses, por diferentes sendas, caminos y pistas, recorriendo algunas de las más hermosas rutas tradicionales de la provincia. Supone un extenso catálogo de rutas que nos invitan a caminar, por el placer de caminar, siguiendo un itinerario seguro y en contacto con el medioambiente. Sólo debemos dejarnos llevar.

 

Senderismo y senderos

Senderismo es la actividad deportiva no competitiva de esparcimiento y superación personal, que se realiza a lo largo de itinerarios balizados sobre caminos existentes, preferentemente tradicionales, ubicados habitualmente en el medio natural, buscando el acercamiento de la persona al medio y al conocimiento del país a través de los elementos patrimoniales y etnográficos que caracterizan las sociedades preindustriales, recuperando el sistema tradicional de vías de comunicación. 

Con ese fin existe una extensa red de itinerarios deportivos señalizados con una normativa homologada y coordinada por las federaciones de montaña regionales y estatal que garantiza una serie de instalaciones seguras y documentadas en todo el estado. Esta misma filosofía está extendida en toda Europa. Básicamente, los itinerarios que componen esta inmensa red se denominan Senderos de Gran Recorrido y Senderos de Pequeño Recorrido en función de su longitud.

Los Senderos de Gran y Pequeño Recorrido, son itinerarios proyectados para ser recorridos a pie formados por la conexión de caminos, veredas, senderos, trochas, caminos vecinales, cañadas de ganado, pistas forestales, vías romanas, etc., seleccionando de entre la inmensa y bellísima red de un territorio los más adecuados para realizar rutas específicas con longitudes de decenas, cientos, incluso miles de kilómetros. Estos caminos, en su mayoría han existido desde siempre para ir de un pueblo a otro, utilizados para acceder a una ermita, ruinas o zonas de interés o para el trabajo diario a las tierras de labor, fuentes, oquedades, etcétera buscando generalmente, parajes especialmente atractivos.

Para identificar los itinerarios elegidos es necesario utilizar un sistema de señalización que en la actualidad se encuentra homologado, y su uso debe realizarse con la correspondiente autorización. Con objeto de su ordenación y con el objeto de asegurar una correcta garantía normalizada de calidad, se creó el Registro de Senderos de España que recoge todos aquellos recorridos que cumplen las normas establecidas por la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (F.E.D.M.E.) para todo el estado. Todas las características requeridas para un sendero se recogen en el Manual de Senderos, redactado y continuamente actualizado por el Comité Estatal de Senderos que engloba a todos los comités regionales, máximo órgano de decisión sobre senderos homologados, dependiente de la F.E.D.M.E.

Los senderos señalizados suponen una ventana para el acceso ordenado a la naturaleza sobre la que tienen una escasa incidencia negativa, así como un elemento dinamizador para la realización de múltiples actividades, sirviendo de herramienta económica y válida para la protección del patrimonio viario y de las obras de fábrica realizadas por el hombre durante siglos en torno a los mismos. La existencia de un sendero balizado siempre será compatible con los usos y costumbres tradicionales agropecuarias y de montes de cada zona. La promoción y nueva creación de senderos, se ha producido gracias a medios propios, subvenciones y ayudas por parte de particulares, asociaciones, instituciones etc.

 

Tipos de senderos (Incluye modificaciones del nuevo Reglamento de senderos homologados de la Federación de Deportes de Montaña de Castilla La Mancha, Diciembre de 2017

 Sólo se consideran recorridos de senderismo aquellos que hayan sido homologados de acuerdo con la normativa específica. Clasificación de los recorridos de senderismo:

Grandes Recorridos (GR): Son aquellos que se realizan a lo largo de grandes trayectos, que como mínimo se extienden en una duración de más de una etapa y más de 35 kilómetros, identificados con los colores Blanco y Rojo).

Su objetivo es la vertebración de una red de itinerarios extendida más allá de límites y fronteras uniendo poblaciones, provincias y países, permitiendo un mejor conocimiento de los mismos, a pie. La gran aportación de este diseño, permite la realización de actividades prolongadas de varios días a lo largo de muchos kilómetros. Una filosofía que hasta entonces sólo emanaba del Camino de Santiago.

Una extensión de los GR son los Senderos Europeos que superan las fronteras de los estados, estructurando una red que se extiende por toda Europa.


Pequeños Recorridos (PR): Son aquellos recorridos menores de 35 Km. de ámbito local y abierto a un mayor número de usuarios. Se han demostrado como un complemento eficaz dentro de los programas de desarrollo de zonas deprimidas y complemento a servicios de ocio. También han servido para la valoración de los caminos y su entorno para los naturales del medio rural.

Se identifican con los colores blanco y amarillo.


Senderos Locales (SL): Una catalogación específica definida para Castilla La Mancha. Su uso está justificado para admitir la figura de ‘senderos temáticos’ de muy corto recorrido para la visita o acceso a un punto específico de interés especial (cultural, histórico, natural), más alejado del deportivo de una o varias jornadas.

Se identifican con los colores blanco y verde.

 

 

Normativa y señalización. El Manual de Senderos.

El Manual de Senderos es el documento donde se recogen las normas de aplicación para la realización de itinerarios de senderismo con la consideración de Senderos de Gran y Pequeño Recorrido. Es un documento revisado y consensuado cada año por el Comité Estatal de Senderismo y los comités regionales de senderismo del estado, quienes lo toman como base de normalización. Deberá ser facilitado a todas aquellas entidades que solicitan la documentación necesaria para la creación de nuevos itinerarios.

Será el texto base que complementa las especificaciones contempladas en el acuerdo del presente plan estratégico. Todas las características requeridas para los senderos por parte de la F.D.M.C.M. así como la normativa de señalización se encuentra recogida en el Apéndice I.

Mantenimiento de los itinerarios

 La base de la filosofía de los senderos señalizados es, precisamente, la recuperación de las vías tradicionales de comunicación con un sistema de balizaje que facilite su reconocimiento y recorrido. Por ello, la persistencia de los equipamientos de señalización supone el éxito del trabajo.

Es condición obligatoria, para la homologación de un itinerario de senderismo, la aceptación de un compromiso de mantenimiento por parte de la entidad promotora para recibir la autorización de realización del proyecto. El incumplimiento del compromiso de conservación supone la cancelación de su inscripción del registro del sendero, la pérdida de la condición de sedero de calidad y la anulación del certificado de homologación.

El compromiso de mantenimiento tendrá una vigencia mínima de cinco años, período durante el cual, el promotor se compromete a mantener en perfectas condiciones el equipamiento de señalización e información del sendero, así como a mantener libres y acondicionados los caminos para el recorrido a pie de los mismos. 


El compromiso podrá ser renovado por el promotor una vez vencido su plazo de aplicación. 

La Federación Deportes de Montaña de Castilla La Mancha, es la responsable de la gestión y control de los senderos en su comunidad autónoma y sólo reconoce aquellos proyectos que han sido tramitados de forma oficial, dejando al margen aquellos que se han puesto en marcha de forma individual sin contar con esta Federación.