“SOMOS DEPORTE 3-18 años” CASTILLA LA MANCHA - JCCM/Diputación de Cuenca

Categoria: Programas y eventos
Visto: 156

PROGRAMA CUENCA: DEPORTE Y NATURALEZA 2017/2018.
Marzo de 2018 Alumnos de primaria.


CRÓNICA

Finaliza el mes de marzo para las Jornadas de Senderismo del Programa Somos Deporte 3-18 con un balance muy positivo a pesar de la cadena de temporales que han protagonizado esta última parte del invierno. Este Programa, que organizan de forma conjunta Diputación Provincial de Cuenca y Junta de Comunidades de Castilla la Mancha, contempla la realización de diversas rutas senderistas por trazados de la Red Provincial de Senderos, permitiendo una actividad deportiva sencilla y segura, con el fin de divulgar y poner en valor el senderismo entre los más pequeños.

El día 1 de marzo las jornadas daban comienzo en Alarcón con poco más de 60 alumnos de tres centros de Primaria: el CRA Airén de Los Hinojosos, el CEIP Infanta Cristina de El Provencio y el CEIP Paula Soler de Quintanar del Rey. Con un tiempo bastante desapacible se hacía necesario cambiar el recorrido previsto del PR-CU 71 por la hoz de Alarcón evitando posibles riesgos. A pesar de la persistente lluvia la jornada se llevó a cabo sin incidentes finalizando en la población para almorzar al cobijo de los soportales del Ayuntamiento. Los alumnos venían perfectamente equipados para la lluvia e incluso traían ropa de recambio para finalizar una mañana en la que el mal tiempo no consiguió empañar la ilusión de los participantes.

La siguiente Actividad tenía lugar el martes 6 de marzo en el término municipal de Minglanilla. En esta ocasión, a pesar del fuerte viento, el resguardo de las laderas de Los Calderones por las que discurre el PR-CU 73 permitía al grupo disfrutar del tenue sol que se filtraba entre las nubes. Poco más de 50 alumnos del CEIP Hermenegildo Moreno de Villanueva de la Jara, muy atentos e implicados con las propuestas, se internaban en el bosque que se descuelga a orillas del embalse de Contreras, aún bastante bajo a pesar de las lluvias. El barro que impregnaba los caminos no supuso ningún inconveniente pues la mayoría de los alumnos venían provistos de calzado de repuesto para la vuelta en autobús.


 

 

Volver