CAMPUS SENDERISMO CUENCA 2019 (Crónica)

Visto: 282

PR-CU 66 - Boniches,  23 de marzo de 2019

A las puertas de la primavera, el pasado sábado 23 de marzo, un centenar de Senderistas llegados desde distinto puntos de la provincia se daba cita en la localidad serrana de Boniches dentro del “Campus Diputación de Cuenca Senderismo 2019”.

 Los grupos más numerosos llegaban desde Casasimarro y Cuenca, pero también se acercaban senderistas de Landete, Cañete, Carboneras de Guadazaón, Tinajas, Portilla, Víllora…, aficionados a este deporte que no dudan en madrugar para pasar un día cargado de emociones y buena compañía.

Para esta primera Actividad del año el sendero elegido ha sido el PR-CU 66 “El Rodenal de Boniches” con el que hemos podido descubrir sorprendentes formaciones rocosas, algunas de origen natural y otras en las que muy probablemente también intervino la mano del hombre, pero hace tanto tiempo que a día de hoy su huella ya se encuentra difuminada. Francisco Izquierdo, vecino de Boniches y guía para la ocasión, nos habló del origen de estas antiguas rocas y de sus diferencias, así como de los usos y costumbres, a lo largo de la historia, del extenso pinar que recorrimos.

El numeroso grupo de senderistas se ponía en marcha pasadas las 9 de la mañana, bien desayunados en el Bar Los Cañas, donde Jorge nos esperaba a mesa puesta. Tras salir de la población y cruzar el río Cabriel, el sendero se presentaba con una constante y progresiva subida que pronto daría cuenta de las reservas.

En la Peña de La Horadada llegaba la primera parada digna de enmarcar. Y es que esta curiosa formación de conglomerado, erosionada por el paso del tiempo, tuvo su primera actividad de la mano del hombre, que pudo extraer oro de su seno. Aún quedaba otro importante hito antes del almuerzo: Las Cabezas, dos cerros gemelos que aguardaban vigilantes y casi inaccesibles a aquellos valientes que decidían afrontar el fuerte desnivel para disfrutar de sus magníficas vistas. El resto del grupo, más justo de fuerzas, o quizá con más hambre, eludía y perdonaba la elevada Derivación para bajar por el trazado principal directamente al entorno de la presa del río Cabriel donde por fin almorzar.

 

El regreso a Boniches se convertía en un ameno paseo de poco más de tres kilómetros, en paralelo al cauce silencioso de Cabriel, donde las conversaciones y las nuevas amistades se estrechaban.

Desde la organización queremos agradecer a todos los participantes su actitud y buen talante. También a los vecinos de Boniches que nos han facilitado la estancia y a su Ayuntamiento por la información y ayuda en la organización del evento. Y como no, a Vicente, nuestro conductor de primera que tanto nos mima.

 Senderos de Cuenca

 

Más información:

www.senderosdecuenca.org

senderosdecuenca@gmail.com

www.facebook.com/senderismocampuscuenca

Volver