Baja Serranía de Cuenca

... y sus Senderos

 


Ver senderos

 

 La Serranía baja conquense comprende un total aproximado de 3.400 kilómetros cuadrados. Sus límites son: por el Norte, la comarca de la Serranía alta; por el Oeste, la comarca de La Mancha; por el Este, la provincia de Valencia y por el Sur, la comarca de La Manchuela conquense.

 Las poblaciones que concentran mayor número de habitantes son Landete, Mira y Cañete.

 Tradicionalmente su actividad económica se ha basado en la industria maderera, la agricultura y la ganadería. Si bien un nuevo sector está haciendo resurgir la zona: la actividad turística, que desde la década de los 90 no ha parado de crecer, sin lugar a dudas promovida por la singularidad y belleza de sus parajes naturales.

 La Serranía baja conquense se encuentra situada en el Sureste de la provincia.

 Los bruscos desniveles y las hoces profundas recorridas por luchadores ríos son las principales características del territorio.

 La Sierra de Mira cierra el elenco montañoso de la Serranía por el Sur, rasgado también por sus hoces. Límite de belicosos reinos y señoríos medievales, todavía mantiene en pie los restos de los pilares de su Historia.

 Como el resto de las tierras serranas conquenses, el agua está muy presente en lagunas, manantiales y ríos, que habiendo nacido en la Serranía alta, escapan desde aquí hacia el Mediterráneo, trazando serpenteantes cauces, rompiendo las rocas calizas y rodenas entre pinares espesos.